Foto: archivo.

Una indeterminada cantidad  de niños le hacen frente a la desnutrición en Araguaimujo tomando suero de búfala. Se trata de una localidad de la región centro del estado Delta Amacuro que quedó totalmente devastada tras la crecida del río Orinoco durante los meses julio, agosto y septiembre del año 2017.

Quedaron sin casas, sin sus plantaciones ni sus aves de corral. Durante varias semanas tuvieron que recurrir a la ayuda gubernamental, que finalmente no llegó como se lo esperaban. En alguna oportunidad, mientras la mayoría de los vecinos de la referida población estaban en un refugio habilitado, tuvieron que retener una embarcación de Protección Civil para exigir atención gubernamental.

Pero Araguaimujo cuenta con el aspecto económico positivo de  la ganadería bufalina, sector que actualmente es aprovechado hasta por los pequeños cuyos padres no tienen dinero para comprar queso ni carne, por lo que acuden con sus recipiente para por lo menos tener el suero de la búfala. Y es así como logran paliar el hambre mientras esperan cosechar maíz, yuca y plátano.

Loading...
Compartir