Parte de la carretera nacional a la altura del sector Paloma / Tanetaane.com.

Una familia que vive en la comunidad Revolución Bonita, sector Paloma en la carretera nacional de Tucupita, vive bajo condición de pobreza extrema.

Una ciudadana de ese sector reveló vivir cerca de una familia de “extrema pobreza”, porque no cuentan con ingreso alguno y sus condiciones se ven empeorar cada día, conforme va llegando más hijos al hogar.

“En la comunidad hay una familia que está viviendo mal”, lamentó.

La abordada manifestó que los afectados tienen siete hijos menores de edad, que, debido a la situación precaria en que se encuentran, los pequeños no están estudiando, por lo que en ocasiones estos salen  pedir por las calles, bajo cualquier riesgo.

Para poder sobrevivir han tenido que dedicarse a limpiar malezas en otros hogares y además comen en el fogón alimentario que realiza los líderes del Clap, todos los días. Sus padres nunca estudiaron y sus hijos van por el mismo camino.

“Ellos se benefician del fogón comunitario, gracias a dios que todos los días les dan, aunque a veces es solo arroz solo”, reveló.

Las calles de Tucupita han sido testigos de cómo ha incrementado el número de niños en condiciones de abandono. Ellos recorren los establecimientos comerciales para pedir comida o alguna colaboración monetaria. Dicen que no tienen nada para comer.

El hecho de que haya niños deambulando por las calles, no precisamente es porque no tengan padres. Algunos no reciben el cuidado adecuado de sus progenitores. Otros fueron dejados en manos de algún familiar, mientras sus papás huyeron a otros países.

El cuidado es fundamental, ya que desde el pasado 2 de noviembre, un niño de 10 años de edad fue reportado como desaparecido en Casacoima. Hasta los momentos sus familiares no saben de su paradero.

Loading...
Compartir