Ana Natera.

Luego del inicio de la toma del Inces por parte de Sintrainces, más del 80% de los trabajadores rechazaron la acción, así lo aseguró Ana Natera, secretaria del Inces Tucupita.

Catalogó la toma como un hecho sin explicación ni motivos, y por tanto un hecho sin fundamento.

Al referirse a los tomistas, afirmó que estos suelen llegar después de las 10:00 am a sus puestos de trabajo, por tanto descartó que exista un acoso laboral como lo han venido denunciando, “ellos llegan a las 10:00 am y hoy llegaron a las 6:00 am porque iban a tomar el Inces”, acotó.

Desmintió  la supuesta existencia de deudas de beneficios laborales, sobre este aspecto dijo que tales pagos vienen realizándose de forma normal y directa desde el nivel central, e instó a los tomistas a realizar protestas pacíficas, o en caso contrario acudir hasta la sede nacional del Inces, y dar a conocer las presuntas irregularidades.

Otro trabajador que se identificó como Ramón Alcalá, criticó a los tomistas, y dijo que están entorpeciendo el desarrollo normal del trabajo en la institución, y estarían afectando además, la “operación remate” el cual es parte de los lineamientos nacionales, para impulsar y certificar los saberes empíricos a los usuarios que están en un proceso de formación y autoformación continua y permanente.

Por su parte, Ezequiel Márquez Vocero del Consejo de Trabajadores, considera que tales acciones van en detrimento de la institución. Llamó al dialogo y al trabajo en conjunto para lograr las metas impuestas para el término del 2016.

Morela Bonalde, maestra técnico productivo del Inces repudio las acciones y aclaró que los maestros están trabajando, afirmó que no hay razones para polemizar. Llamó al respeto y al trabajo.

En la actualidad, más de 100 certificaciones diarias estarían siendo  afectadas con la paralización forzada del Inces, obligando a sus trabajadores a abandonar las oficinas y dedicarse únicamente al trabajo de campo.

 

Loading...