No vale la pena irse de Venezuela, aseguran algunos jóvenes

Los consultados afirman que dejarían su país con un trabajo fijo en el exterior y relacionado a su área de profesión, contrariamente, prefieren seguir trabajando “de cualquier cosa” en Venezuela.  

Migrar para intentar escapar de la crisis en la que sigue sumergida Venezuela, no vale la pena, al menos es como lo aseguran algunos jóvenes esperanzados en que algún día todo cambie a mejor.

Dos jóvenes que fueron abordados por este medio de comunicación aseguraron que prefieren quedarse en Venezuela y no atravesar momentos complicados en otras naciones, tal como lo han vivido cientos de deltanos en otros países de Latinoamérica.

Mario Alcántara, un joven de 22 años de edad, manifestó que ahora no vale la pena migrar a otro país, ya que al igual que en Venezuela, también se atravesaría por difíciles situaciones, como por ejemplo no tener una casa propia y recibir ataques de xenofobia.

“En mi caso, no vale la pena salir de Venezuela. Porque si se puede trabajar, con lo poquito que se gana se puede sobrevivir. Si vamos a pasar malos momentos y recibir malos tratos en otro país, es mejor trabajar aquí”, fue lo que dijo el joven.

Mario, se dedica a la reventa de productos alimentarios en las cercanías del mercado municipal de Tucupita. Cada vez que logra expender todas sus mercancías, puede adquirir más productos para trabajar por una semana más. Es por eso que ha persistido trabajando en Delta Amacuro.

El joven de 22 años de edad reveló que conoce a varias personas que están en Trinidad y Tobago, y en los últimos meses no han estado bien económicamente. Es por eso que él prefiere seguir en Venezuela.

Asimismo, un joven que se identificó como Antonio Rodríguez y que reside en la comunidad de 23 de febrero de Tucupita, señaló que no vale la pena migrar, ya que la gran parte del dinero que obtienen los venezolanos, tienen que utilizarlo para saldar los servicios básicos y no pueden enviarles suficiente dinero a sus familiares.

Rodríguez dijo que tiene a un hermano que se marchó a Brasil hace dos meses, y hasta ahora no ha conseguido algún trabajo. Solo ha estado sobreviviendo lo que en Venezuela conocen como “matar tigritos”.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta