Noel Caraballo luchó ferozmente por su vida

Noel José Caraballo Acosta fue seminarista, deportista, educador, político, directivo y buena persona.

Nada de eso fue suficiente para preservar su vida. Tantos pergaminos no lo libraron del mal, ni siquiera la cercanía a Dios, en aquellos tiempos de su vocación temprana.

Sin conocer la fecha exacta de la muerte, el cuerpo yacente fue rescatado el jueves 18 de marzo en una habitación de la que fuera su casa en una comunidad de Tucupita, cuando empezaba a descomponerse.

Pudo haber sido tres o cuatro días antes, en horas de la madrugada, dato irrelevante para nosotros y crucial para los pesquisas del Cicpc. Únicamente se evidenció una constatación, Caraballo luchó ferozmente por su vida.

Las contusiones, magulladuras y cortes en su humanidad indican que atravesó por un corto episodio de extrema violencia, antes de partir.

Alto y fuerte, no resistió la furia homicida. A sus 35 años, acudió inesperadamente a su cita con el Señor.

Valga esta nota como un homenaje a quien en vida tuviéramos aprecio, tras su muerte también.

Cualquier información que puedan aportar sobre los presuntos responsables de su desaparición física, el Cicpc está a la entera disposición: 0424-163.17.78 y 0426-518.23.17.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta