Algunas unidades de Transdelta en Tucupita | Tanetanae.com.

Los altos precios de los repuestos y de la vida general como tal, ha vulnerado el sistema de transporte público en Tucupita. Los transportistas aseguran no poder  adquirir nuevas piezas porque el dinero que logran generar apenas le  alcanza para comer.

La crisis del transporte se ha convertido en un dilema en la capital deltana. Si los autobuseros dejaran de prestar el servicio (con los autos que les restan), una gran cantidad de usuarios se verían severamente afectados, aunque por otro lado, los transportistas tampoco obtendrían ingreso monetario alguno.

De acuerdo con los usuarios, varios choferes se han visto en la necesidad de detener sus autobuses en plena vía, mientras aguardan a que el motor se enfríe, previamente ya ha tenido un recalentamiento.

Cuando esto ocurre, los usuarios que ya han abarrotado la unidad colectiva deben bajar y esperar la posible solución, contrariamente, ya han tenido que esperar otro transporte.

“Nos quedamos varados en plena vía, y eso duró como diez minutos en prender (el autobús), echando humo y todo, pero llegamos a paloma.

Pero no es la primera vez que ocurre un accidente de este tipo, ahora ocurre más frecuentemente, mientras más autos van dejando de circular en medio de la falta de repuestos y la creciente demanda, por consiguiente.

El mandato del presidente Nicolás Maduro, recientemente acordó un precio de 70 Bs S para el transporte público venezolano, pero además, relanzó la “misión transporte”, con la que se espera sea rehabilitada una gran cantidad de unidades vehiculares pertenecientes al mismo gobierno.

Loading...
Compartir