Nuevas revelaciones: rescate de migrantes fue por coincidencia

El rescate del que oficialmente dieron parte el martes, tras el secuestro de 76 personas migrantes que iban en tres embarcaciones, resultó ser una coincidencia, «un milagro» para algunas víctimas del cautiverio concretado por parte de algunos reos fugados del retén de Guasina, Tucupita.

De acuerdo con tres personas que se disponían dejar atrás la crisis migrando a Trinidad y Tobago, fueron interceptados por varios hombres armados el viernes en la madrugada y estuvieron en cautiverio hasta el sábado por la tarde, cuando fueron rescatados «por pura coincidencia», dice una de las personas abordadas por Tanetanae.com.

El secuestro se llevó a cabo en un sector de Tirital, cerca de Pueblo Blanco, Tucupita.

Pronto se oyeron varios motores acercándose a la zona donde todos estaban bajo amenaza de arma de fuego. Entonces los captores movilizaron las embarcaciones entre malezas flotantes para ocultarse de los botes, que en principio no sabían de quiénes se trataban.

«Fue de película, porque unos esperaban que alguien viera que estábamos secuestrados, pero otros no queríamos que pasara eso, porque sabíamos que iba haber un enfrentamiento».

Las comisiones de las que oficialmente se habla, se dirigían hacia la comunidad donde recientemente enfermaron- y posteriormente murieron- dos niñas indígenas tras presuntamente tomar café. Iban a investigar este caso. Por tratarse de una zona hostil donde operan diferentes bandas, estaban en alerta, revela uno de los que iba en uno de los botes retenidos.

Las comisiones pasaron por el lugar sin conocer de la situación de secuestro, hasta que pobladores de la zona les advirtieron haber visto «movimientos extraños» en el lugar por donde ya habían pasado, fue cuando se registró el enfrentamiento, que terminó con la huida de una indeterminada cantidad de reos, fugados del retén de Guasina.