El presidente de la Hidrológica del Delta, Rafael Pacheco, anunció este jueves que sostendrá una reunión con representantes de PDVSA para canalizar la activación de la planta potabilizadora de agua en la población de Pedernales.

Explicó el responsable de que el agua potable llegue a cada hogar, que  la coordinación entre la estatal petrolera e Hidrodelta, busca poner en funcionamiento la estación de bombeo en la referida localidad.

Pedernales, por estar geográficamente ubicada en la barra del Océano Atlántico, mantiene todo el año un agua salobre, por lo que se tuvo que invertir en una planta desalinizadora; hasta ahora,  el acueducto está paralizado por la falta de recursos, refirió Pacheco.

Por otra parte, informó del seguimiento que se le practica a la obra hidrológica de San Francisco de Guayo en el municipio Antonio Díaz, al respecto reveló que una comisión de expertos visitaron lo que se espera sea una de las soluciones a la mortalidad infantil por  la contaminación del agua, en esa parroquia.

Los acueductos sin culminar de Araguimujo y Nabasanuka tendrán que esperar aun más, esto tomando en cuenta que, Rafael Pacheco, se mostró poco optimista al hacer referencia a las mismas, sin embargo, dio a conocer que también tendrán supervisión.

Situación actual de Los Caños en materia de agua potable.

Araguaimujo.

En agosto de 2013, una comisión de la Hidrológica de Venezuela, Hidroven, acompañada por profesores de la Universidad Indígena de Venezuela, constataron los atrasos y las malas prácticas de ingeniería en el acueducto de la comunidad.

Los informes fueron presentados en la ciudad de Caracas para una posterior visita que ayudaría a la pronta activación de la planta de agua potable.

Ya transcurren dos años y el asentamiento indígena sigue sin el servicio.

Musimurina.

Un pequeño tornillo de enrosque mantiene desde hace tres años, sin agua a sus residentes.

A través de un sencillo pero práctico sistema de purificación del agua, Hidroven instaló, así como en otras comunidades, pequeñas plantas. El abandono y el poco seguimiento a las mismas originan la suspensión del servicio.

Nabasanuka.

Es una de las localidades warao que más contratiempos y problemas ha tenido: cuatro contratos han sido, en teoría, ejecutados, pero los mismas no han llevado a cabo ningún levantamiento de infraestructura.

Los dos entes que más han paralizado los contratos de este tipo han sido, la gobernación de Delta Amacuro y la alcaldía del municipio Antonio Díaz.

Así como las mencionadas comunidades, existen cientos de ellas que no tienen ni la remota esperanza de  tener acceso a un agua limpia que les ayude a reducir la mortandad de la población infantil en los caños del Delta del Orinoco.

 

 

 

Loading...
Compartir