archivo web.

José Ochoa, habitante de La comunidad indígena de los Guires ubicada en la parroquia Leonardo Ruiz Pineda del municipio Tucupita en Delta Amacuro, denunció que ocho personas han muerto por sarampión.

A finales de junio fallecieron cuatro niños y cuatro adultos en esa comunidad por la falta de medicinas y algún centro de salud cercano.

Ochoa también mencionó que el caserío lleva diez años sin ser abordado por algún ente gubernamental, y cuando se trasladan a las instituciones públicas nadie los atiende.

Para llegar a esa comunidad se debe recorrer aproximadamente 45 minutos por carretera desde el centro de Tucupita.

José Ochoa instó a los entes gubernamentales y a los organismos de salud a que se dirijan al lugar, para que realicen una jornada médica para contrarrestar los decesos de los waraos.

 

 

 

 

 

Loading...
Compartir