I

Óscar Cañas es irreverente y dialécticamente “pendenciero”.

También es bullanguero, aunque más sea la bulla que la cabuya.

El estrépito ocasionado por sus broncas, lo ha llevado lejos, tan lejos como es posible a su relativa corta edad.

Es concejal, es crítico y es manifiestamente inconforme, aunque la sangre nunca llegue al río.

Y es razonable y lógico cuando se lo propone, que no es siempre.

II

1.- ¿Qué opinión te merece el acuerdo alcanzado por la alcaldía de Tucupita, con la cámara de comercio deltana?

O.C.: Ajustado, creo que lograron conciliar. Sin duda, nuestro municipio necesita la mayor capacidad de recaudación impositiva posible para así garantizar la eficiencia de los servicios y que estos sean de óptima calidad.

2.- ¿Era necesaria tanta diatriba?

O.C.: Creo que sí, de hecho, la discusión no termina aquí, progresivamente debemos ir ajustando. El canon impositivo estaba represado desde el 2012, los impuestos no se ajustaban desde aquel entonces, y pasar de una manera abrupta de 0,35% a 5%, claro que genera choque muy brusco, pero hoy las partes han conciliado y se han reencontrado, que es lo importante.

3.- ¿Qué otros avances arrojó esta larga polémica?

O.C.: En el debate se logró la armonización del proceso tributario, que era lo que se perseguía. Las negociaciones de aquí en adelante deben ser distintas, marcadas por la moderación y el entendimiento; hubo un acuerdo entre las partes y la situación será diferente, lo que no debe perderse nunca de vista es que el beneficiario de estos procesos debe ser el pueblo.

4.- Fuiste muy enfático en tus planteamientos a lo largo de este proceso, tanto con los de un lado como con los del otro, ¿qué te impulsó a ello?

O.C.: Yo quiero decir algo, que resume mi posición: la desobediencia fiscal, la desobediencia tributaria no existe, y en eso sí, la cámara municipal tiene que comprender que la desobediencia tributaria no iba a generar condiciones de desarrollo de un estado, de un municipio, para que un estado este en buenas condiciones también necesita de un sector privado y deben generarse las condiciones para ello.

 

 

 

Loading...