Foto: archivo.

Los pacientes con enfermedades crónicas siguen atravesando días de complejidad por la escasez de sus medicamentos en las farmacias y centros públicos de salud del estado Delta Amacuro.

Un vecino de la comunidad Agua Negra del municipio Tucupita, relató agobiado que todos los días supone un  dolor de cabeza buscar medicinas para tratar la hipertensión que este padece, porque “no se consigue en ninguna parte”, afirmó el afectado.

Una de las alternativas para dar  con el fármaco de nombre losartán es la venta de este producto entre los revendedores, pero con precios que superan los cinco millones de Bs.

La persona vulnerada que tiene 66 años de edad  asegura que ha tenido que desprenderse de algunos  objetos de valor de su propiedad para mantenerse con vida. Hasta ahora ha vendido una nevera y otros artículos más pequeños.

Este medio de comunicación recorrió cuatro farmacias del centro de Tucupita y pudo constatar que en ninguno de los  establecimientos abordados hay antibióticos ni antihipertensivos.

Loading...
Compartir