Foto: archivo.

José Ramón Idrogo, padre de un menor de edad que habría sido apuntado por funcionarios de la Comisión Nacional Antiextorsión y Secuestro, Conas, cuestiona el procedimiento militar por considerar que es un acto irrespetuoso y que puso en riesgo la vida de su hijo de 12 años.

El 29 de noviembre, un vehículo identificado con la imagen la Comisión Nacional Antiextorsión y Secuestro, arribó a la comunidad de El Caigual, Tucupita,  en busca de un grupo de presuntos delincuentes.

Para el momento del incidente, el hijo de José Idrogo de tan solo 12 años de edad, venía llegando después de acompañar a su abuela a buscar algún tipo de tubérculo del conuco familiar, cuando fue abordado por funcionarios militares.

”No me gustó que lo hayan apuntado así, ellos no deben hacer eso, la vida de mi hijo corrió peligro”, dijo Idrogo al cuestionar el procedimiento militar.

Aseguró que temió que un disparo por accidente segara la vida, porque se supone que cuando un militar apunta con su arma, está listo para disparar y un accidente puede ocurrir.

Sugirió a los cuerpos militares que antes de asumir actitudes hostiles ante cualquier ciudadano deben preguntar, para evitar este tipo de incidente.

Loading...
Compartir