El Padre Zacarías visita un refugio de indígenas warao en Brasil / Foto: Facebook.com.

Zacarías  Kariuki, un sacerdote misionero que ha vivido entre los indígenas waraos desde hace 12 años en Delta Amacuro, lamentó la falta de unión entre los mismos aborígenes, producto de la politización, que ahora vulnera severamente sus propios Derechos.

El Padre Zacarías dice sentirse contento por los logros obtenidos entre los originarios waraos, pero se despide del Delta con la insatisfacción de ver a familias separadas por la política.

  • Falta algo por hacer, falta la unión, hay muchos indígenas que lamentablemente la política los han separado, es una realidad que entristece.

Zacarías Kariuki ha estado trabajando durante 12 años al lado de los indígenas, no por obligación, sino por la espiritualidad que un día le otorgó el ministerio sacerdocio, que el misionero sigue cumpliendo con fe.

Al misionero nativo de Kenya se le conoce  entre la nación warao por los trabajos de acompañamiento espiritual, pero además, por denunciar las vulnerabilidades de los indígenas. Forma parte de los creadores de la organización “Dani Coromoto» (mamá Coromoto),  un movimiento integral que intenta apuntalar a los aborígenes a un solo norte.

El lunes 22 de julio se despedirá de su Delta, en una eucaristía que se celebrará en la catedral Divina Pastora de Tucupita, a las 5:30 de la tarde.

Loading...
Compartir