Una canoa tripulada por tres waraos en el caño Manamo de Tucupita / Tanetanae.com.

La carencia de algunos servicios básicos en el municipio Antonio Díaz,  Delta Amacuro, ha obligado a los indígenas  inscribir a sus hijos en escuelas o liceos de Tucupita, para no tener que regresar a la selva, donde padecen de múltiples problemas.

Actualmente lo waraos del Bajo Delta están produciendo rubros agrícolas y pecuarios, por lo que ven saldado el tema alimentario,  no obstante, la decisión de los aborígenes de salir de estos sitios, se debe a trabas como, falta de luz, medicinas y transporte fluvial.

Dos madres indígenas procedentes de la parroquia Santos de Abelgas, en Antonio Díaz, revelaron que, debido a algunas necesidades puntuales, decidieron inscribir a sus hijos en un liceo de Tucupita, porque en su población tienen varios meses sin luz, medicinas y transporte fluvial.

Las aborígenes viven por el sector Paloma, en la carretera nacional, y una vez que iniciaron las actividades escolares, decidieron inscribir a sus representados en el liceo que está en ese sector, para no tener que gastar dinero en transporte.

“Es mejor inscribir a mi hijo aquí en Tucupita, porque en los caños (selva) hay muchas necesidades”, afirmó.

Al igual que estas dos madres, otros indígenas también han inscritos a sus hijos en Tucupita, porque aseguran que, de volver a la selva, padecerán de las carencias.

Loading...
Compartir