Pagar con comida o pedir clemencia

En medio de la carencia de bolívares en efectivo por la que atraviesa la mayoría de los ciudadanos en el estado Delta Amacuro, los usuarios se han visto obligados a pedir clemencia a los transportistas u ofrecerles algún producto alimentario para pagar el pasaje.

Se trata de una realidad que se normaliza con el pasar de los días, mientras el pago digital sigue siendo una incógnita.

Higinio Gascón, un ciudadano que trabaja como fiscal de área en el miniterminal de Tucupita, reveló cómo ha estado resolviendo la mayoría de los ciudadanos cuando se quedan sin bolívares en efectivo y necesitan retornar a sus hogares. Asegura que, tanto los transportistas como los usuarios, son afectados por la carencia del billete en físico.

“Hay veces que las personas  dicen que no tienen efectivo y les piden a los transportista que los lleven gratis. Otros pagan 60 mil bolívares por dos personas, cuando en realidad un pasaje por persona está en 70 mil bolívares”, manifestó el señor Higinio, quien aseguró que en ese caso los transportistas son los afectados porque no reciben el pago completo.

Cuando los usuarios no tienen el dinero en efectivo les ofrecen algún producto alimentario a los choferes de autobuses para que los lleven a sus comunidades. Con una sola comida empaquetada pagan el pasaje de tres o cuatro personas.

“Hay personas que tienen dinero pero en sus cuentas bancarias, y al no tener efectivo, van y compran cualquier producto, como una harina, un arroz y así le pagan al transportista”, dijo el señor Higinio.

Los transportistas están a la espera de que se implementen nuevos métodos de pagos digitales como se han ejecutado en otros estados. De acuerdo con el señor Gascón, es posible que para marzo se apliquen nuevas formas para saldar los pasajes sin necesidad de tener billetes en efectivo,

Higinio Gascón destacó que en el estado Miranda ya habrían aplicado nuevos métodos para el pago del pasaje en el transporte público, y se espera que para marzo el estado Delta Amacuro sea tomado en cuenta. Hasta los momentos no hay nada claro.

 

Compartir contenido