Foto: archivo web.

La organización “Franciscans International” invitó a la pastoral indígena del Vicariato de Tucupita, exponer en una carta la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra una gran cantidad de waraos en el estado venezolano, Delta Amacuro, y por lo que han emprendido una migración masiva hasta el norte de Brasil.

La misiva fue leída este miércoles (19-09-18) en el palacio de las Naciones Unidad en Ginebra.

A continuación el contenido del documento:

39 Sesión del Consejo de Derechos Humanos

Panel discussion on the rights of indigenous peoples

Declaración de Franciscans International

Muchas gracias Señor Vice Presidente,

Agradecemos las intervenciones de los panelistas y también consideramos que para no
dejar a nadie atrás, es indispensable que se incluya a los grupos indígenas en la discusión,
elaboración e implemenrtación de la agenda 2030, particularmente con los objetivos dos,
cuatro, once y trece.

Regularmente los pueblos indígenas están invisibilizados y su situación empeora
cuando viven en las fronteras. Por ese motivo queremos preguntar ¿De qué forma pueden
cooperar los Estados para atender las necesidades de los pubelos indígenas que viven en
contextos transfronterizos?

Sr. Vicepresidente

Un ejemplo de esto es la situación del pueblo Warao en la amazonia entre Venezuela y
Brasil. A pesar de los esfuerzos del gobierno venezolano, no se cuentan con servicios
suficientes de salud para atender adecuadamente a la población Warao. Esto se agrava con la
crisis alimentaria que actualmente afecta al país, lo que ha provocado miles de casos de
desnutrición entre niños y adultos que en algunas ocasiones ha llegado a causar la muerte.

Hay Warao que no saben leer y que se ven limitados a acudir a las escuelas por falta de
transporte fluvial, material escolar, energía eléctrica, y falta de sensibilidad para brindar
educación bilingüe para preservar su identidad

Asimismo, el cambio climático y la desturcción de sus tierras como consecuencia de la
explotación de la madera, extracción del petróleo, fabrica de palmito y comercialización de la
fauna protegida trafico de gasolina han provocado que la comunidad Warao se desplace a otros
países, particularmente a Brasil.

Sr. Vicepresidente,

1300 Warao están concentrados en dos abrigos gestionados por órganos públicos en
Roraima, una medida culturalmente no apropiada y distante de la garantía sus derechos.
Estados y agencias internacionales, junto a la sociedad civil, deben cooperar y guiarse en su
acción por el marco de derechos colectivos de los pueblos indígenas, reconocidos por el
Convenio 169/OIT y por la Declaración de Naciones Unidas. El reconocimiento de su
organización social y del derecho a la libre determinación, participación y consulta previa,
educación intercultural y morada culturalmente adecuada no pueden ser limitados o
condicionados por encontrarse en otro país.

Muchas Gracias.

 

Loading...
Compartir