De regreso a su tierra, el conocido cultor deltano Pastorcito Flores, patrimonio cultural del estado, vuelve a la radio los sábados de 8 a 10 am en la frecuencia Fe y Alegría Noticias 92.1 FM con el espacio “Voces y expresiones de Venezuela”.

“Es un programa educativo dirigido a todo el público deltano, que pretende revalorizar la historia local, reivindicar la producción de sus cultores y dar cabida a sus incontenibles ansias de expresarse, sugerir propuestas que conlleven a un accionar que fortalezca los proyectos en este importante sector como es la cultura”, expresó el músico.

Flores hizo una breve pasantía por Monagas donde logró impulsar iniciativas como la creación de los planteles integrales del arte y del foro-canción en diferentes parroquias y sus comunidades, tramitó la conformación de un espacio destinado a la Universidad de la Artes y fundó la escuela de steel band del estado oriental, agrupó a numerosos cantores en la trova de Monagas, promovió el fortalecimiento del gentilicio cultural de esa región, implementó la toma simultanea de plazas y parques combinando la interpretación musical con la formación y capacitación en las diferentes expresiones del arte popular en forma sistemática y permanente y, para variar, en la faceta protagónica de virtuoso de la música que lo caracteriza se presentó en diversos escenarios públicos y privados con su esposa e hijos, que conforman el grupo “Alborada”, de igual manera, integró el trío “Talento monaguense”, las orquestas: Metal Calipso, Renovación Latina, Simbiosis Natural, entre otras.

La estadía en el vecino estado le permitió atesorar nuevas experiencias, ideas, amigos, potenciales apoyos, y por encima de todo evidenció que con trabajo, honestidad y determinación es posible conquistar la voluntad de personas, que se negaban a aceptarlo por el simple hecho de provenir de otra tierra.

Flores recuerda con agrado los numerosos talleres que impartió a docentes y facilitadores de centros de formación artística y cultural, que fueron recompensados con la aceptación y el cariño de los monaguenses.

“Estoy comprometido con mi tierra, pretendo seguir sembrando los conocimientos que poseo para provecho de mis hermanos, la radio es parte de eso, es una tribuna para promover lo propio y dar valor a lo que hacemos en el estado, de manera complementaria pienso conformar un instituto de formación y capacitación para las artes en sus diferentes niveles inscrito en el Ministerio de Educación, regrese porque me motivaron a hacerlo y estoy seguro que contaré con el apoyo del colectivo deltano”, manifestó el activista social.

Flores es profeta en su tierra y fuera también.

 

Loading...