Foto: archivo.

La comunidad Bonoina, localidad del municipio Antonio Díaz, en la zona selvática del estado Delta Amacuro, lleva más de 5 años sin energía eléctrica. Esta anormalidad ha traído consecuencias irreversibles, como la pérdida masiva de pescado.

Una señora de ese sector que recientemente viajó al municipio Tucupita, informó que por la falta de luz no pueden refrigerar los pescados o carnes que logran conseguir, por lo que en ocasiones pierden grandes cantidades de estos rubros.

La afectada afirmó que tampoco pueden salar a los pescados, porque no está a su alcance en los caños del Delta.

“Cuando conseguimos pescado, tenemos que regalarlos porque no tenemos como conservarlos, no hay luz, tampoco podemos salarlo porque no se encuentra la sal”, manifestó la madre de familia vulnerada por el problema en cuestión.

A pesar de los constantes llamados a los responsables oficiales para que generen políticas de solución, estos han hecho caso omiso.

Loading...
Compartir