Foto de archivo web.

A finales de septiembre de este año, se conoció del presunto asesinato de Domingo Quijada, quien fue hallado sin vida en uno de los tantos caños cercanos a Murako en el municipio Antonio Díaz.

El lugar de los hechos violentos es una apartada comunidad indígena de apenas 1000 habitantes aproximadamente.

El asesinato de Quijada habría sido por venganza tras la desaparición y muerte de cuatro waraos que habrían sido víctimas de grupos irregulares

Luego de conocerse los hechos, una comisión del Cicpc habría hecho acto de presencia para el levantamiento del cadáver de Domingo Quijada el día 23 de septiembre del año en curso. Versiones extraoficiales apuntaron el hallazgo de otros cuerpos, se supone que son de los cuatro primeros waraos desaparecidos y asesinados.

Este miércoles 9 de noviembre se conoció que familiares de Quijada solicitaron la exhumación del cadáver de Domingo Quijada ante la fiscalía Segunda del Ministerio Público para dejar constancia de las agresiones físicas que habría presentado Quijada, los cuales no fueron reflejadas en el informe del forense, y menos en el acta de defunción.

El Abog. Elvis Arbeláez reveló que el informe y el acta de defunción señalan que la causa de la muerte fue asfixia mecánica por inmersión, y no detalla las condiciones en que hallaron el cuerpo de Quijada, desconociendo incluso el tiro de gracia en la frente, desprendimiento del órgano reproductor, y las mordazas que presentó el cuerpo.

Loading...