Pierde su puesto de trabajo por falta de bolívares en efectivo

Julio Guzmán, un deltano que vive en el centro de Tucupita y  se dedicaba a vender aliños en el mercado municipal de la entidad, tuvo que dejar su puesto de trabajo porque no tenía ventas, debido a la falta de bolívares en efectivo entre los compradores.

Este ciudadano dejó de vender aliños en el mercado municipal de localidad el pasado sábado, porque no tenía ventas. El bolívar en efectivo desaparece en físico y en su valor, cada día.

Los clientes ahora toman la opción de pago móvil o captahuellas.

De acuerdo con Guzmán, resultó afectado por la falta del bolívar en efectivo porque no cuenta con pago móvil ni punto de venta como opción de pago. Este dejó su puesto de ventas. Ahora trabaja en un comercio asiático.

“Tuve que dejar de vender porque no hay efectivo, cada día tenía menos ganancias. Estaba perdiendo los aliños, nadie me los compraba”, dijo el señor Guzmán.

La falta del efectivo en bolívares en Tucupita, también está vulnerando a las personas que se dedican a vender en el mercado municipal,  y no cuentan con algún  pago electrónico como el pago móvil y punto de venta.

Los Bancos de la localidad apenas otorgan entre 300 a 400 mil Bs, durante los días  de semana de flexibilización, dinero este que los usuarios solo lo gastan en el pasaje en el autobús.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta