Planta medicinal warao: Palma de Coco

Tomado del libro: Dau Yarokota (Plantas medicinales Warao) Werner Wilbert | Fundación La Salle

1.- ¿Dónde crece la planta?

En el Delta del Orinoco, la palma de coco se cultiva en las tierras altas.

El coco se usa principalmente para producir varios remedios. La carne de coco es rica en aceite. El aceite de coco se usa o mezclado con otras plantas para producir remedios contra el sarampión, las quemaduras, la sarna, la infección y el dolor de oídos, los vómitos, la fiebre y la diarrea.

2.- ¿Quién recolecta los ingredientes?

Para recoger los ingredientes es preciso subirse a la palmera, por lo que la hierbatera se hace acompañar por su marido o por su hijo. A veces, hay que hacer un viaje a una misión o a un poblado criollo para conseguir una palma de coco. Por costumbre, las mujeres warao no hablan con hombres criollos que no conocen, por eso piden al marido o a alguno de los hijos mayores que soliciten el permiso para recoger los cocos.

3.- ¿Qué parte de la planta se usa para hacer los remedios?

El aceite que se saca del coco es el único producto de la palma que se emplea para preparar remedios. Si se guarda bien, puede durar mucho tiempo. Por eso se acostumbra a recoger de una vez cuatro o cinco cocos para producir un litro de aceite.

4.- ¿Qué se necesita para preparar los remedios?

Para preparar los diferentes remedios e necesitan, una paila grande, agua, un machete, una totuma, una botella, un rallo y fuego.

5.- ¿Cómo se preparan los remedios?

La producción de aceite de coco es un proceso lento. Se separa la semilla de la cáscara, se rompe, se abre, se le saca el agua en una paila y se deja aparte. Se ralla la carne y se echa la pulpa en la paila con el agua de coco.

Se pone la paila al fuego para que hierva hasta que el aceite se separe del agua y comience a flotar en la superficie. Se recoge el aceite y se guarda en una botella. En esta forma ya está listo para usarlo.

Con el coco se preparan remedios para siete enfermedades distintas.

Remedio 1: para la infección y el dolor de oídos se usa el aceite en su estado puro sin necesidad de ninguna preparación.

Remedio 2: para las quemaduras se usa el aceite puro. Es también muy efectivo.

Remedio 3: para la sarna se necesita, el aceite de coco y el aceite de la semilla del pilón. Este remedio se prepara así: se saca la semilla del pilón y se raspa para producir suficiente material para formar una bola como una metra grande. Después se mezcla con el aceite de coco para producir un ungüento.

Remedio 4: para el vómito, se mezcla aceite de coco con resina de currucay. La resina pude ser almacenada durante más de un mes. Se soba antes de usarla para que se ablande. La resina se mezcla con el aceite de coco para hacer un ungüento. El ungüento de aceite de coco y resina de currucay se aplica al vientre y al pecho del enfermo.

Remedio 5: para la fiebre, se mezcla la resina de currucay con el aceite de coco y se coloca sobre fuego suave para que haga humo.

Remedio 6: para el sarampión, se necesitan las semillas de onoto. Esta planta con frecuencia crece en los claros cerca de la casa y se consigue fácilmente. Abriendo una vaina se pueden estrujar en las manos unas cincuentas semillas. Se le añade el aceite de coco para hacer un ungüento de color rojo oscuro.

Remedio 7: para la diarrea, el aceite de coco se mezcla con una pequeña cantidad de agua y, sin más preparación, ya está listo el remedio.

6.- ¿Cómo se usan los remedios?

Las medicinas de coco se administran de la siguiente manera:

Remedio 1: para la inflamación y el dolor de oído, se ponen varias gotas de aceite de coco en el oído y se mantienen en el lugar por medio de un tapón de tela. Se debe hacer esto dos o tres veces al día,  hasta que el dolor desaparezca.

Remedio 2: para tratar las quemaduras, se aplica el aceite directamente sobre la lesión. Hay que aplicarlo varias veces al día, durante varios días, hasta que la herida cicatrice.

Remedio 3: para la sarna, el ungüento de currucay con coco se aplica en las partes infectadas. Hay que ponerse el ungüento tres o cuatro veces al día, hasta que desaparezca la sarna.

Remedio 4: para las náuseas y el vómito, el remedio hecho con resina de currucay y aceite de coco se emplea como ungüento vaporizante. Por la mañana, y especialmente por la noche ante de acostarse, el emplasto se frota sobre el pecho, el cuello y la frente del enfermo.

Remedio 5: para la fiebre, cuando el enfermo se acuesta en la noche, se coloca debajo del chinchorro un fuego suave, y sobre él se pone una pequeña cantidad del remedio preparado con resina de currucay y aceite de coco para que el enfermo respire los vapores del remedio mientras descansa.

Remedio 6: para el sarampión, el remedio preparado con coco y onoto se usa también como un ungüento. Hay que aplicar el remedio mientras dure el brote de la enfermedad.

Remedio 7: para la diarrea, este remedio se toma bebido. Hay que tomar un trago en la mañana, uno al medio día y uno en la tarde. Hay que hacer esto todos los días hasta que quite la diarrea.

 

Compartir contenido