La estructura de la CVG en la troncal 15 de la carretera nacional de Tucupita, posee dos plantas, y ambos equipos presentan falencias de cuatro bombas, lo que ha ocasionado, una interrupción total del servicio en la capital deltana.

La mandataria regional confirmó este miércoles, que las plantas I y II para distribución de agua en Tucupita, están obsoletas, y necesitan la incorporación de cuatro bombas nuevas para recuperar el nivel de presión necesario para surtirá a los hogares de agua limpia.

De esta forma, se sabe de forma oficial lo que extraoficialmente había trascendido a los medios de comunicación.

En el 2018, el ejecutivo regional, ha hecho una inversión en un motor y una bomba, el resto, han sido reparaciones de los equipos que ya tiene más de 40 años.

Mientras se espera por las cuatro bombas, la gobernadora del estado Delta Amacuro, no mencionó la fecha para la posible solución del problema del agua en los hogares deltanos.

Loading...
Compartir