Familiares toman las calles de Barrancas del Orinoco para exigirle explicaciones a la gobernadora Yelitza Santaella.

Una comisión conformada por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y oficiales adscritos a las Fuerzas de Acciones Especiales, llevó  a cabo un procedimiento policial en Barrancas del Orinoco, donde detuvieron a más de 100 personas.

Los ciudadanos que residen en esa localidad que está más al sur del estado Monagas, describieron el procedimiento como una “redada policial” que se aplicaba en Venezuela hace más de 20 años. Al mismo tiempo, catalogaron la acción como un “abuso de autoridad”.

De acuerdo con los pobladores, los funcionaros de la Policía Nacional  arribaron aproximadamente a las 10:00 de la mañana del miércoles 16 de septiembre, y empezaron a introducirse en algunas viviendas. Posteriormente detuvieron a las personas que transitaban las diferentes calles de Barrancas del Orinoco.

Los detenidos fueron obligados abordar autobuses de Transmonagas hasta Maturín, ciudad capital del estado Mongas.

La redada fue rechazada de inmediato por el resto de los pobladores, quienes aseguran que sus familiares no podrán arribar a Barrancas del Orinoco por la falta de transporte y combustible.

“Ellos agarraron a todos los que caminaban en las calles. Ahora, si determinan que ninguno está incursionando en actividades delictivas ¿cómo van hacer para retornar a Brrancas?”, dijo un ciudadano de esa localidad el mediodía del miércoles 16 de septiembre.

Los familiares de las personas detenidas tomaron la decisión de protestar con cierre de calle, una acción que ejecutaron a las 12:30 del mediodía, donde exigieron a la gobernadora Yelitza Santaella, para que ofrezca alguna explicación de lo sucedido.

Yusmari Granado, ciudadana que vive en esa población, manifestó que los funcionarios armados se llevaron detenidos a varios trabajadores sin ninguna explicación. Destacó que la gobernadora de Monagas, debe “darle la cara” a todos los habitantes de Barrancas.

“Estamos cansados de tantas injusticias, es tremendo, somos trabajadores padres y madres de familia. Se los llevaron para Maturín, no tienen familiares y no tienen pasaje ¿cómo van a regresar?”, dijo la señora Granado.

Por otra parte, Heydimar Hernández, relató que los policías irrumpieron a su casa y se llevaron  detenidos a dos de sus hijos.

Tanetanae.com pudo constatar que algunos de los funcionarios que actuaron en el procedimiento tenían el rostro descubierto, mientras que otros estaban encapuchados.

Loading...
Compartir