El silencio imperante ante lo ocurrido en el sector Tucupita fluvial a lo largo de este lunes 25 de marzo, lleva a pensar que podría ser una autoridad nacional de alto rango quien ofrezca el parte de lo ocurrido.

La magnitud del enfrentamiento que parece haberse saldado con siete decesos y varias personas heridas, supera con creces cualquier hecho violento que haya ocurrido anteriormente en el estado.

El carácter de la organización delictiva que fue confrontada, que opera según testimonios de funcionarios policiales, en dos estados Delta Amacuro y Monagas, y en aguas internacionales entre Venezuela y Trinidad, ameritaría una explicación proveniente de instancias superiores.

La naturaleza del operativo que involucró a varios entes de seguridad, podría requerir la presencia de la figura que las unifica y tutela.

Es factible que el ministro de Interior, Justicia y Paz, M/G Néstor Reverol, tome un vuelo de horas para informar lo acontecido regresando prontamente a la capital.

Algo similar ocurrió cuando fueron presentados los secuestradores del padre de la ciudadana gobernadora. En aquel entonces arribó el Mayor General Hugo “El Pollo” Carvajal,  viceministro del Sistema Penal del momento, a mostrarlos a las cámaras de televisión aprovechando la ocasión para ilustrar la eficiencia de los órganos policiales venezolanos.

Habrá que esperar por lo que suceda en las próximas horas, y el tratamiento informativo que se le brinde a esta situación para saber hasta qué punto es cierto que le correspondió a Reverol venir, mientras serán únicamente conjeturas.

Loading...