Politucupita en rebeldia

Un movimiento telúrico va expandiéndose en las catacumbas de la POMU, con la firme intención de emerger para hacerle frente a cualquier nombramiento de un nuevo director, que no provenga de las filas del cuerpo policial.

“Si nombran un funcionario procedente de un estamento militar no lo dejaremos entrar a la sede”, señaló un alto mando.

En opinión de los oficiales formados en las filas de una institución que supera los 20 años, reúnen los méritos suficientes para asumir la conducción de un cuerpo al que consideran su casa.

Exponen entre otros elementos, que un militar no posee la formación adecuada para abordar la conducción de un estamento policial con ribetes civiles orientado a la prevención del delito y a la orientación ciudadana, “no somos gendarmes de la patria ni custodios de las fronteras, nuestra función es promover una sociedad ordenada, fundamentada en valores y ajustada a las normas de una sana convivencia”.

Tempo atrás habría pasado lo mismo en la PEDA, cuando intentaron designar otro Coronel a la salida del Cnel. Castañeda, los oficiales se sublevaron forzando el nombramiento del Comisionado Venancio González.

En esta ocasión estamos a puertas de que suceda lo mismo, a pesar de la reciedumbre del Alcalde están dispuestos a desconocer su voluntad, tienen más de 20 años en las filas de la POMU, son mayores y con derechos.

 

 

Loading...
Compartir