Imagen de referencia: archivo web.

La traba estaría siendo impuesta por organismos adjuntos a PDVSA en la capital deltana, al incrementar las gestiones burocráticas para la obtención de diesel, explicó el vocero presidencial de campesinos en Delta Amacuro, José Gregorio Valderrey.

El también productor reveló que las complicaciones para adquirir combustible en Tucupita, viene ocurriendo desde hace un año, por lo que esta vez se han visto en la obligación de recurrir a los medios de comunicación para hacer público sus planteamientos.

La misma situación  económica que vive Venezuela mantiene preocupados a quienes deben surtir las diferentes maquinarias agrícolas para la cosecha correspondiente de esta temporada.  Más de 600 trabajadores del campo estarían cancelando la cantidad de 5.000 Bs semanal, ya que de acuerdo a las políticas de PDVSA en la región,  exige el despacho de 2 bidones de gasoil a la semana.

Tal cual como lo rige la estatal  en Tucupita, los afectados han manifestado no poder con el costo del pasaje, tomando en cuenta que los transportistas demandan 2.500 Bs por cada traslado.

En reiteradas ocasiones, los campesinos han intentado llegar a un acuerdo con el ente regulador del combustible en Delta Amacuro, pero éstos,  aseguran que se siguen guiando por directrices nacionales.

La coyuntura de quienes aseguran los rubros del campo en los mercados locales, llegó al límite de la  amenaza este miércoles cuando convocaron a una reunión general con los involucrados para establecer mecanismos radicales de protestas y así ser escuchados.

El señor Valderrey propuso como iniciativa de presión la toma de todas las gasolineras de Tucupita.

 

 

 

 

Loading...
Compartir