Funcionarios de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), manifestaron a reporteros de este medio, la necesidad de sellar temporalmente el cráter adyacente a las instalaciones de la sede principal en Tucupita.

Abierto por casi un año, ha supuesto la interrupción del tránsito vehicular en la calle 8 de la urbanización Dr. Delfín Mendoza, además de generar numerosas incomodidades a los vecinos del sector.

El argumento expuesto por los técnicos, hace referencia a la posibilidad de rellenarlo con la arena arcillosa que luego se emplearía en la ejecución de la obra.

“Bastaría con removerla y darle uso nuevamente al momento de tapar definitivamente la cavidad”, nos expresó unos de los declarantes, al que su condición de funcionario público le impide identificarse.

En su opinión, “tenemos el material, puede ubicarse en terrenos de la finca de un conocido empresario de la zona; es de primera y se encuentra cerca, lo que no supondría mayor problema”.

Explicó que las partículas compactarían perfectamente por tratarse de un tipo arena especial para esos menesteres, cuyo costo no representa una carga erogativa mayor para el ejecutivo deltano o la corporación regional.

Sugerencia que ponderada previamente, bajo las preceptos anteriormente señalados, ojala sea considerada por nuestras autoridades.

 

Loading...