Protestaron en Janokosebe por el Clap

La protesta protagonizada en horas de la tarde por ciudadanos indígenas y criollos que reclamaban mayor regularidad en el Clap de los sectores Cajón Criollo, Yakerawitu y Janokosebe, culminó con cuatro personas heridas.

Labores de inteligencia permitieron detectar la intención de abordar tres gandolas cargadas de alimentos en su paso por Janokosebe, lo que hizo que los integrantes del componente 611 de la GNB reforzaran la seguridad desde El Cierre, acompañando la caravana.

Antes de que atravesaran Janokosebe, una comisión conformada por oficiales de alto rango, conversó con los representantes vecinales, quienes se habrían comprometido a serenar la comunidad y mantener la paz.

Aun así, sobre las 5 pm un grupo bastante numeroso de personas decidieron abordar el tercero de los vehículos de carga, suscitándose el enfrentamiento.

En medio de la confusión se lanzaron botellas y piedras, e incluso hubo detonaciones efectuadas con chopos, que produjeron heridas a dos funcionarios de seguridad. Estos a su vez replicaron con disparos al aire y uso de bombas lacrimógenas para dispersar a los manifestantes.

La situación forzó a que un numeroso contingente integrado por funcionarios de diversos cuerpos prestara apoyo al componente 611, siendo supuestamente agredidos por la masa enardecida.

En medio de la reyerta fue incendiada una moto de la GNB, un carro de la PEDA resultó con los vidrios rotos y las gandolas padecieron daños menores.

Al final de la tarde imperó el diálogo con el secretario general de gobierno Alexander Amares a la cabeza, estableciendo el compromiso de generar un nuevo mecanismo a partir del lunes, que garantice más eficiencia en la distribución de alimentos con base en un nuevo censo y en un mayor protagonismo de la comunidad, y con ciclos cada vez más cortos en la entrega de las bolsas.

En horas de la noche la situación volvió a la calma reanudándose el trafico.

Loading...