La supuesta nueva política no oficializada de comercialización de boletos de Transdelta, impuesta los últimos días de vender el boleto de ida y vuelta desde el punto de partida, es decir, de permitirle a los pasajeros provenientes de Monagas, San Félix y Puerto Ordaz adquirir de una vez el de retorno, generó numerosos reclamos en la taquilla de la empresa en el terminal de pasajeros de Tucupita.

“Tengo dos días viniendo y en ambas ocasiones han puesto a la venta un número limitado de boletos, dicen que apenas pueden vender 10 pasajes hacia Maturín por que los pasajeros que vienen ya compraron su pasaje de regreso, es algo que nunca habían hecho, mientras más difícil se pone viajar más inventan”, informó una usuaria bastante exaltada.

La terminal de pasajeros permanecía agitada en virtud de los reclamos de un centenar de personas que protestaban la medida, “tengo cuatro días madrugando para comprar un boleto y no he podido, es la trampa que montaron ahora para tapar la venta de boletos que hacen aquí mismo bajo cuerda, con el cuento de que los vendieron en Monagas a los que viene y van el mismo día, nos friegan a nosotros”.

También hubo quejas referidas a los gestores de pasajes, personas que hacen la cola todos los días para revender los boletos a mayor precio. “Son varios y tanto los policías a cargo de poner control en las colas como los encargados de la empresa los conocen, sin embargo, no le ponen reparo a esa práctica, no sabemos a quién acudir, las mafias están por todos lados y la autoridad brilla por su ausencia”.

La situación se prolongó durante parte del día, sin que hubiera un planteamiento de solución al reclamo de los usuarios que se vieron obligados a postergar sus viajes.

 

Loading...