Parte de los alimentos vendidos a altos precios irían a parar hasta Guyana/Foto de Eudo Torres.

Presuntos actos de corrupción en un Mercal de Nabasanuka, del municipio deltano, Antonio Díaz, han sido denunciados por el activista de Acción Democrática  en Delta Amacuro, Giovanny Gómez.

Según el declarante, la bodega de Mercal está bajo la gerencia de un ciudadano conocido como “Alcabala” –Humberto Gómez- quien estaría expendiendo “combos” de alimentos, valorados en 2.100 o 2.500 bolívares, esto aun cuando su costo real sería de 1.000 o 1.200 bolívares.

Aquellas personas que no tengan la cantidad impuesta por el encargado del establecimiento, son inmediatamente excluidos de la cola. Ante esta situación, el dirigente de la tolda blanca en el Delta, consideró que con esta práctica se viola uno de los derechos fundamentales consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Otros de los actos irregulares que estaría cometiendo, Humberto Gómez, sería la venta a dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV,  mercados valorados en 8, 10 y hasta 15 mil bolívares; generalmente este “extra” de despacho, estarían siendo destinados a bodegueros que terminan expendiendo productos subsidiados a precios especulativos o exportándolos ilegalmente hasta la República de Guyana.

Se ha podido conocer que, Virgilio Ávila, Coordinador de Mercal-Guayo en Antonio Díaz, responsable de la asignación de personas encargadas de bodegas comunitarias, está informado de la situación, y sin embargo, no ha tomado correctivos.

Loading...
Compartir