Una videoaficionada publicó en la red social Facebook crudas imágenes donde logra evidenciar algunas de las consecuencias por la falta de urnas en Tucupita.

Los ataúdes parecieran estar reservados en la capital deltana. Los propietarios de funerarias afirman que no hay cofres, sin embargo, familias pudientes de dinero logran pagar ese servicio al precio que sea; esa parece ser la única condición de las empresas. Cual sea la razón, la realidad es que a los deltanos con menos  recursos les toca enterrar a sus seres queridos en urnas fabricadas en casa, o en el peor de los casos, en bolsas de plástico.

Loading...
Compartir