Puerto Ordaz: mujer pierde la vida al inyectarse biopolímeros en las nalgas

Este domingo 18 de marzo, falleció una joven de 23 años tras haberse inyectado biopolímeros de forma clandestina en los glúteos el día anterior.

La joven, identificada como Elimar Teresa Casanova Somoza, ingresó al hospital Uyapar de Puerto Ordaz, con fuertes dolores en las nalgas. Se presume que un paramédico fue quien realizó la intervención estética de manera clandestina.

El caso es investigado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) Sub delegación Ciudad Guayana del sur del país.

No es la primera vez que una mujer fallece tras someterse a tratamientos de este tipo que prometen transformar su aspecto físico acercándolo a estereotipos de belleza socialmente deseables, sin embargo, los riesgos de estas inyecciones «milagrosas» van desde un efecto abultado y enrojecido del área, migraciones del material, inflamación crónica, riesgo de formación de granulomas, infecciones en los pacientes y hasta la muerte.

Y es que aunque en el mercado europeo y estadounidense hace más de 10 años que estas sustancias derivadas del petróleo, de apariencia transparente y aceitosa, han sido retirados del mercado, en muchos países de América Latina se comercializa a bajos precios en el mercado negro.

(LaIguana.TV)

Compartir contenido