Ramón Ramirez | Foto: Radio Fe y Alegría.

Ramón Ramírez, defensor de los DD.HH en Delta Amacuro, teme ser víctima de violencia por parte de Omar – no sabe su apellido -, un joven que ya habría atacado su vivienda en su ausencia entre  la semana que va del 17 al 24 de marzo de 2018 en Delfín Mendoza, sector Brisa del Este.

En la irrupción a la vivienda “sacó y tiró todos los documentos que guardaba de los casos que manejo”, informó Ramón Ramírez.

En medio del abordaje violento, el supuesto implicado habría robado electrodomésticos propiedad de Ramírez, que pudo comprar con el paso de los años, y exige que se le devuelva la TV, una licuadora y otros equipos.

Ramírez aseveró que teme por su vida, por lo que señaló a la señora Mary y a su hijo Omar de quien no conoce su apellido, como los responsables del riesgo que estaría corriendo.

La disputa pasó a un plano de mayor agresividad cuando recientemente el joven Omar se presentó en el rancho de Ramírez cargando consigo un machete para obligarlo a abandonar la barraca.

Al parecer, el joven Omar teme que Ramírez se quede con la parcela el cual es propiedad de la progenitora de Omar.

Ramírez ha insistido que no pretende adueñarse del espacio. Aseguró que el Consejo Comunal lo ha registrado. Solo espera por un plan de vivienda sin fecha para ser ubicado en una casa que se le sea asignada por el poder popular.

Sobre su permanencia en la disputada parcela ha dicho que en 2011, sus dueños les pidieron que ocupara el rancho con el objetivo de cuidarlo, fecha desde el cual está en el lugar, y ante la exigencia de desalojo, pide entender su delicado estado de salud que se vio empeorado con una lesión en el tobillo que fue operado recientemente en Caracas.

Loading...
Compartir