Alegre por sus colegas y triste por su recién adquirida condición de muda, celebró a medias.

En opinión de sus pichones de periodista y en clara alegoría al mundial de fútbol, hay que aprender a jugar sin pelota y a ocupar los espacios vacíos; no solo se informa con el micrófono en las manos y con el dial al aire, también se lo consigue desde otras tribunas y en uso de otras herramientas de expresión.

En sus penas la acompañó Chévere 97.5 FM, en igual situación.

Son retiros forzados que se convierten en motivos para comprender, en razones para aprender y en ocasiones para reflexionar.

Tiempos en los que se revalúa la condición de pareja de gobiernos y medios, necesitados los unos de los otros y al mismo tiempo tan hostiles y proclives al conflicto, una relación sin duda difícil y compleja.

Corresponde a radio Fe y Alegría Noticias Tucupita revisar, rectificar y reimpulsar su programación… y al gobierno también.

 

Loading...