A Raspahielos lo detuvieron por comerse la luz con sus opiniones

La calificación que condujo a la detención preventiva por parte del Dgcim del Coronel retirado Luis Emilio Vásquez Fuentes, mejor conocido como «Raspahielos», habría sido “declaraciones públicas no acordes con su investidura”.   

Al constatar que las opiniones vertidas en el espacio radial “La silla caliente”, que conduce Wildell Zacarías, no encerraban una segunda intención, ni había pretensión alguna de conspirar, recuperó su libertad.

“Raspahielos”, ex alcalde del municipio Nirgua, estado Yaracuy, adquirió gran renombre en el Delta al imponer la práctica de mitigar cualquier irrespeto o actitud agresiva a fuerza de peinillazos.

En esta oportunidad, los peinillazos los propinó de manera verbal, formulando fuertes señalamientos contra sus compañeros de armas.

La alcaldía yaracuyana fue obtenida con el respaldo de la organización política Tupamaros, que promueve la implementación de un socialismo colectivista, severo en sus formas y maneras, con la mirada puesta en los sindicatos fabriles y el campo, y que no hace concesiones al gran capital. «Raspahielos» se inscribe en esa línea.

Al final, fue más una indagatoria que una aprehensión formal, también la sana advertencia a los que opinan en forma alegre sin pruebas ni evidencias, que las paredes escuchan y las leyes, entre ellas la Ley del Odio, tienen quien les de fuerza y valor.

En términos cuartelarios, guerra avisada…

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta