Comisionado de Prisiones Dennis Pulchan. - SUREASH CHOLAI / TT Newsday.

TT Newsday

Medios de VENEZUELA informaron que más de 150 venezolanos recluidos en el Penal de Máxima Seguridad (MSP) de Arouca iniciaron una huelga de hambre el lunes.

Tane Tanae Noticias y Venezuela En La Mira citaron a los familiares de los presos diciendo que los acusados ​​protestaban por la larga espera para sus juicios. Muchos esperan una firma para completar el asentamiento de las sentencias en Venezuela, mientras que otros esperan traslados. Los familiares dijeron que no descartan una «protesta de sangre» si no se cumplen las solicitudes.

Cuando Newsday se comunicó con el comisionado de Prisiones, Dennis Pulchan, el lunes por la tarde, dijo que los venezolanos no están participando en ninguna huelga que él sepa.

«Lo que está sucediendo en la cárcel es que algunos reclusos decidieron no comer la comida de la prisión como señal de protesta. No hay mucho que pueda hacer al respecto. Pero tengo que asegurarme de que les den su dieta», dijo Pulchan por teléfono.

«Están tomando la decisión consciente de rechazar la dieta, lo cual tienen todo el derecho de hacer. Los venezolanos no están incluidos en este grupo de unos 150 presos». Esa protesta comenzó hace aproximadamente una semana, recordó. Los presos piden fechas de juicio más rápidas, así como mejores condiciones de vida en general.

«El servicio penitenciario no tiene el poder ni el control sobre el tribunal, que es un organismo independiente. Me identifiqué con ellos», dijo Pulchan.

Pulchan afirmó que aquellos que optaron por no comer tienen «bocadillos bien surtidos» en sus celdas. Esto se debe a que sus familiares les envían dinero a través del sistema en línea de la prisión, que utilizan para comprar artículos en el comedor de la prisión. Los medios de comunicación venezolanos también informaron que sus compatriotas se quejaron de condiciones inhumanas. Las condiciones en prisión, dijo Pulchan a Newsday, «no son tan malas».

«No es un hotel, pero tratamos de mejorar las condiciones. El 17 de marzo, tuvimos un motín y los presos quemaron y destrozaron un ala (sur) entera de una prisión preventiva. Por eso ahora tenemos que cerrar esa ala y reubicar a unos 400 prisioneros en toda la prisión «, dijo Pulchan.

«Ha llevado a algunos niveles de hacinamiento. A pesar de lo que han hecho, el gobierno inyectó $ 53 millones para mejorar la condición de la prisión. Es fácil golpear las cárceles, pero estamos haciendo cosas». El artículo venezolano decía que un hombre que cumplía una condena de 15 años en el MSP fue aislado recientemente de un grupo que se decía que tenía tuberculosis. La autoridad lo probó y los resultados fueron negativos.

Loading...
Compartir