Foto:; archivo.

En Los Pinos, una comunidad que está al sur de Tucupita, hay una disputa por terreno entre un grupo de waraos y varias personas no indígenas, a las que Tanetanae.com no ha logrado recabarle su versión.

Según lo que relatan los aborígenes, hace 38 años varias familias originarias ocuparon un espacio de tierra, que ahora está siendo reclamado por los supuestos dueños, que, de acuerdo con los waraos, mantuvieron este terreno abandonado, y no habían logrado conocerlos.

Los indígenas han estado trabajando y sembrando esta tierra desde hace 18 años, pero ahora quienes aseguran ser sus propietarios pretenden desalojarlos.

En medio de esta pugna, los presuntos dueños habrían hecho un uso «aplastante» de poder para deshacerse de al menos unas 14 familias.

Según Isora Herrera, una warao que ha servido de vocera, recientemente arribó a Los Pinos una comisión integrada por varios militares, el dueño y una funcionaria que habría informado ser una empleada del Circuito Judicial del estado Delta Amacuro.

Herrera afirma que este grupo de personas arribó al sitio bajo una actitud belicosa y de muestra de poder. La trabajadora del Circuito Judicial habría intentado obligar a firmar un documento, al que los nativos se negaron acceder, porque informaron no conocer de qué se trataba tal iniciativa.

Desde entonces, varios waraos aseguran vivir en zozobra, porque los supuestos dueños estarían usando todo su poder económico para mantener bajo tensión a la comunidad, así varios aborígenes han sido citados a rendir declaraciones legales.

Loading...
Compartir