Redadas policiales podrían reactivarse en Trinidad y Tobago: activistas

Foto: imagen referencial tomada de Diario las Américas, aunque sin autoría especificada.

El desmantelamiento de una organización internacional de trata de personas con fines sexuales en Venezuela, con nexos en República Dominicana y Trinidad y Tobago, podría reactivar las redadas policiales, una iniciativa que vulneraría a los venezolanos en la vecina isla, advierte un activista de los derechos humanos para los latinos migrantes.

Los funcionarios venezolanos Tarek William Saab, fiscal general de Venezuela y Douglas Rico, comisario general del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas, ofrecieron el informe en el que afirmaron que los estados donde operaba esta organización son, Delta Amacuro, Lara y La Guaira.

No obstante, han explicado que el Delta era el puerto de salida hacia Trinidad y Tobago. Informaron además que las adolescentes secuestradas fueron rescatadas en Tucupita, la capital de Delta Amacuro.

Douglas Rico informó el lunes que Caracas ya se ha comunicado con el gobierno de Puerto España para canalizar la búsqueda y detención de más implicados en la organización. La alerta se ha generado a través de la Interpol, como también lo anunció el mismo día Tarek William Saab.

El anuncio preocupa a diferentes organizaciones de derechos humanos que apoyan la causa de los venezolanos ilegales en Trinidad y Tobago. Ellos no han querido ofrecer sus nombres por temor a persecuciones en ese país, como aseguran ya han sido perseguidos.  Explican que, si bien la traba no está en las investigaciones que puedan llevar a cabo las autoridades trinitobaguenses en torno al tema, sino en que este hecho sea un canal que facilite la deportación masiva de personas que buscan refugio en esa nación.

«Nos preocupa porque podría tratarse de un tema que, además, sea usado para nuevas deportaciones de venezolanos que huyeron de una crisis. Instamos a que sea respetados  los derechos humanos y logren dar con los responsables del delito», dijo  vía Telegram uno de los activistas.

Trinidad y Tobago cedió las redadas policiales luego de deportar a 66 venezolanos el pasado 17 de diciembre, en medio de un luto criollo por los sucesos de Güiria, estado Sucre, en el oriente de Venezuela.  Los viajes ilegales hacia la isla se habían visto reducidos, mientras menos deltanos que fueron consultados afirmaron no elegir el archipiélago como destino para migrar.

Un oficial de la policía de Trinidad y Tobago que fue contactado anónimamente por Tane tanae, dijo que las redadas «se han llevado a cabo desde siempre» y que desconocía nuevas orientaciones respecto a reactivas nuevos operativos.

Un venezolano que vive en la isla fue abordado vía WhatsApp sobre las redadas policiales que se llevan a cabo y aseguró que, «ahorita están calmados, normalmente se activan cuando pasa algo grave que tenga que ver con venezolanos, cuando se enteran de que entraron más gente, pero ahora no».

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta