Las poblaciones mundiales de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces han disminuido un 68% como promedio en menos de medio siglo, según el informe «Planeta Vivo 2020» que publica WWF. El estudio indica que las causas están en el sistema de alimentación, la deforestación y el tráfico ilegal de especies.
Más de 125 expertos de todo el mundo participaron, analizando la evolución de las tendencias en la abundancia de 20.811 poblaciones de 4.392 especies diferentes de vertebrados. Los datos muestran que ha habido un descenso medio en las poblaciones de peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles de un 68% entre 1970 y 2016, el año más reciente con datos disponibles. Esto supone una caída de un 8% más que en la edición anterior de 2018.
El informe destaca que esta situación es especialmente grave en América Latina y el Caribe, donde se ha producido un descenso medio del 94%. También el dato relativo a las especies de agua dulce es muy preocupante, ya que la caída alcanza el 84%.
El informe destaca el dramático descenso de las poblaciones de plantas, con un riesgo de extinción comparable al de los mamíferos y más alto que el de las aves, junto al súbito y reciente descenso de las poblaciones de insectos, su distribución y biomasa.
Ante este sombrío panorama, es urgente que asumamos una reflexión-acción colectiva por la vida y la Madre Tierra. El sistema capitalista ha roto con los equilibrios ecosistémicos, y es urgente una acción global para detener esta catástrofe.
Heryck Rangel
15 de septiembre de 2020
Loading...