Mónico Campero / Tanetanae.com.

Mónico Campero, un indígena warao de la comunidad, Araguaimujo, cuestionó la medida tomada por la gobernadora del estado Delta Amacuro, Lizeta Hernández, al suspender los permisos por parte del ministerio de petróleo, con los que una gran cantidad de «indios» waraos, se beneficiaba, ya que era la única manera de obtener más de un bidón de combustible, que usaban durante el viaje a la selva.

A juicio de Campero, la mandataria deltana concretó un atentado contra los aborígenes, y que, «en vez de buscar una solución», agravó las condiciones de sufrimientos que ya padecen los nativos.

Mónico Campero llama a crear un frente amplio en defensa de la vida del warao, sin que se tenga que tomar en cuenta ideologías políticas, para así impedir mayores ataques a los derechos humanos del originario.

Loading...
Compartir