“La idea nació en Lisboa mientras mi esposa Adelaida y yo mirábamos la reconstrucción de la ciudad”, nos expresó en conversación informal el empresario Antonio Pereira.

En el mismo orden de ideas señaló, “con políticas dirigidas a motivar a la ciudadanía, reduciendo los tributos a pagar en ese entonces, lograron que los lisboetas pusieran manos a la obra contribuyendo con las autoridades a refaccionar el casco histórico y revitalizar la memoria viva de la ciudad. En Dulce Vida nadie nos redujo ni aportó nada, sencillamente lo hicimos por amor a este pueblo y su gente”.

Las fotografías fueron suministradas por el Prof. Cruz José Marín, cronista oficial de la ciudad capital del estado Delta Amacuro por años, ya fallecido. “Son autenticas y de gran valor, el Prof. Marín lo hizo con mucho gusto a sabiendas que contribuiría a perpetuar los orígenes y travesía de una ciudad, que debe su fecha de fundación a una investigación historiográfica firmada por él”, indicó Pereira.

El Sr. Antonio o Don Antonio, como también se le conoce, manifestó que contrataron a una firma de arquitectos foránea, de Maracay, estado Aragua, a la que le expresaron el deseo de construir un restaurant que combinara estilo, cultura, buen gusto e historia, haciendo un importante aporte a la ciudad en la que viven y trabajan desde hace más de cuatro décadas.

El resultado final fue el céntrico restaurant que se convirtió en motivo de asombro y admiración para los visitantes, y de curiosidad para los adultos de tres generaciones atrás y los jóvenes deltanos, “ha sucedido que se acercan personas mayores con sus hijos y les cuentan anécdotas de los lugares reflejados en las fotos”.

“Nuestra idea es sembrar valores y rescatar la memoria de la Sultana del Manamo y el Delta en general para las generaciones futuras”, opinó Pereira, para luego expresar, “todo esto lo hago con la aprobación y el consenso de mi esposa Adelaida, quien me ha acompañado siempre en estas realizaciones”.

“Continuaremos innovando, aportando al progreso de este país, esta es una nación hermosa, cálida, amorosa, que abre los brazos a personas de todas partes del mundo de forma genuina y sincera exigiendo únicamente el deseo de contribuir honestamente a su crecimiento. Venezuela y el Delta, merecen cuanto podamos darle en retribución del caudal de riquezas y bienestar que nos ofrece, como esta tierra no hay otra”, finalizó.

Dulce Vida Restaurant está ubicado en el complejo Dulce Vida, situado al frente del paseo malecón Manamo. Abre sus puertas de lunes a sábado ofertando desayunos criollos y almuerzos bajo el concepto de self service (auto servicio), con gran cantidad de platos a escoger. Ofrece un amplio salón de reuniones, una bonita vista del caño Manamo, y el ambiente tranquilo y acogedor que lo convierte en una opción para la familia.   

 

Loading...