Foto: captura.

Los denominados “bachaqueros” deltanos siguen imponiendo  maniobras ilegales del precio de los productos. Y dentro de esa anormalidad, imponen su propio cono monetario “válido” para las ventas de los productos.

Ahora exigen que la moneda mínima sea el de 1.000 bolívares para que el consumidor pueda comprar algún producto de la cesta básica como el huevo, la harina de maíz, azúcar, o arroz.

Las redes sociales siguen situándose como la plataforma de exposición de rubros con precios inflacionarios.

Los usuarios de intercambios comerciales en Facebook son los preferidos por los grupos irregulares que solo aceptan efectivos, en este caso desde los billetes de mil Bs.

No se aceptan los de 500, ni los de 100 y menos los billetes de 50, 20 y 10 bolívares; tratándose de comerciantes informales en las redes sociales,  las autoridades del gobierno han justificado su ineficacia con el hecho de no saber desde dónde estarían operando.  Un simple abordaje de inteligencia bastaría para dar con el paradero de este tipo de vendedores.

Loading...
Compartir