Ricardo Astudillo en la plaza Bolívar de Tucupita habla con sus amigos / Tanetanae.com.

Con 80 años de edad, el señor Ricardo Astudillo dice  que está en una etapa de su vida donde requiere de muchos medicamentos; nada fácil de hallar en los dispensarios públicos de Tucupita. Siempre le dicen que “no hay”.

Mientras conversaba con  algunas amistades en la plaza Bolívar de Tucupita el jueves 4 de octubre, el señor Astudillo relató que hace 15 días acudió al Centro de Diagnóstico Integral del sector Paloma,  en busca de antibióticos, sin embargo, lo intentaba con un fármaco que no se encuentra en ningún centro de salud público.

El abuelo de 80 años de edad debe acudir a los remedios caseros. Las plantas naturales es su única alternativa por la carencia y altos precios de las medicinas en el Delta.

Plantas medicinales como la citronera, la albahaca, santa maría, chinchamochina, hojas colombianas y otros, son los remedios naturales que busca el señor Astudillo para afrontar la carencia de medicinas.

Ricardo Astudillo vive solo en una vivienda que está en la comunidad de El Palomar de Tucupita, por ahora, cuenta con 40 mil bolívares mensual que obtiene a través de  su pensión, sin embargo, solo le alcanza para comprar un kilo de harina y un kilo de azúcar.

Para el abuelo de 80 años, se le hace muy complicado adquirir las medicinas desde los comercios, porque su poder adquisitivo no es suficiente. Actualmente sobrevive porque algunas de sus hijas le ofrecen algo de comida diariamente.

“Gracias a mis hijas es que estoy comiendo, me dan un pancito, una yuquita y así resuelvo”, relató el señor Astudillo.

Ricardo Astudillo ha ido al hospital Dr. Luis Razetti de Tucupita  en busca de medicamentos,  donde agradece la atención de los médicos y enfermeros, pero, de nada valen los buenos tratos, si no hay medicinas.

Loading...
Compartir