A pesar de estar dentro, los residentes de una casa ubicada en el tramo final de la calle Delta de Tucupita, no escucharon ningún ruido.

Con una “pata de cabra”, personas desconocidas violentaron la puerta principal de la vivienda, cargando con numerosas pertenencias, sobre todo alimentos.

El hecho se produjo en horas de la madrugada de este lunes, arruinando el despertar de la familia.

Según declaración de los vecinos,es la segunda vez en lo que va de año que hurtan en esa residencia.

Varios declarantes pidieron rondas de vigilancia policial, ya que es un sector oscuro y son varias las casas visitadas los últimos meses por el hampa.

Loading...
Compartir