Foto: cortesía.

Varios equipos pluviométricos instalados por el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, Inameh, fueron hurtados en la comunidad Winikina, una localidad que está en la selva de Delta Amacuro, a unas seis horas por vía fluvial desde Tucupita, denunciaron varios vecinos de la zona.

La estructura tecnológica fue instalada en el año 2017 en Winikina, aunque la valla de información oficial refiere al nombre de San José de Yaruara.

Los habitantes del asentamiento indígena aseguraron que, además de la sustracción de aparatos que los originarios desconocen, personas desconocidas cargaron  con sus paneles solares.

De acuerdo con la información reseñada en una lámina de metal, se trata de una central hidrometeorológica de tipo pluviométrica. Tras el hurto, esta habría dejado de emitir  señal, ya que, según los waraos, “se apagaron unas lucecitas verdes que titilaban”

“Abiji jeburau jeburao tiajatanae, takore ama ekida dijana”, dijeron en el idioma warao los indígenas de Winikina a tanetanae.com.

Loading...
Compartir