Esta sería la segunda intervención a Polidelta

Una incursión delictiva a la residencia de gobernadores terminó por desvanecer todas las dudas respecto a la necesidad de instrumentar cambios.

Haber ingresado a robar al centro neurálgico del poder, decretó la salida de la actual directiva de la PEDA. Una situación similar en la casa blanca, habría puesto a renunciar a renunciar al mismísimo Ministro de la Defensa de los EEUU.

A pesar de ser un robo menor, la sola presencia de varios efectivos del principal cuerpo de policía del estado efectuando labores de vigilancia en el sitio, y la sospecha de que alguno pudo ser tolerante o cómplice ante la acción delictiva, generaron la sensación de que se deterioraba la moral del cuerpo.

Al cambio lo antecedieron vatios delitos de gran estruendo mediático: los policarniceros, los roba carros de Casacoima, el cadáver del policía hallado en el Muro, los señalamientos sobre funcionarios presuntamente implicados en homicidios, y algunos otros, como supuestos atracos a cargo de efectivos que fueron vedados a la opinión pública.

Una intervención solapada que tendrá que dar resultados pronto, al Delta se lo está comiendo el hampa, y la PEDA tiene obligaciones al respecto.

Loading...