IMAGEN DE REFERENCIA / Foto: archivo.

La “bomba de consumo interno” de la planta II de la CVG de Tucupita, fue robada el viernes (10.1.2020) al amanecer, informó Rafael Pacheco, actual presidente de Hidrodelta.

El equipo que fue hurtado suministraba el químico necesario a la planta para potabilizar el agua, que reciben las comunidades en la capital deltana.

Las bombas de propulsión y de succión no fueron sustraídas, sin embargo, permanecen inactivas porque el agua no está tratada.

El presidente  de la hidrológica deltana se disculpó ante el reciente incidente y aseguró que ya están trabajando en solucionar el problema, con un equipo alterno, que diligencia la gobernadora Lizeta Hernández en la ciudad de Caracas.

La planta ahora detenida, surtía de agua al 70% de la localidad. El sábado por la mañana desde varias comunidades reportaron no tener agua.

Loading...
Compartir