Romilcar Carvajal (Romi Coquetica), en unión con Andrés Gómez (Guten Tag), cambiaron su estilo de marketing y les fue bien.

Obsequiar a sus amigos en diciembre con detalles personalizados y realizar sorteos para premiar a la clientela con amplia difusión a través de los medios de comunicación, dejó de ser una opción.

El pasado fin de año decidieron dar un giro radical enfocándose en las labores sociales.

Apoyándose en instituciones reconocidas con amplio trabajo en sectores vulnerables de la población, hicieron numerosos donativos “a la calladita”.  

En su opinión, no se trata de marketing, es algo muy distante de eso, al otro extremo de su intención.

“Si así fuera lo habríamos hecho público, sin embargo, ni siquiera hicimos mención de los donativos, lo supieron nuestros aliados y nadie más, creo que ni los beneficiarios directos se enteraron”, explicó Romi, madre de la idea, en compañía del padre, Andrés.

Para Romi, es parte de la conexión con Dios, “Él único que debe saberlo”, en su opinión.

Andrés, un poco más terrenal, explica que se sienten muy a gusto, “con los sorteos cualquiera puede resultar favorecido, sin necesitarlo, aquí sabemos que llegará a manos de quienes realmente lo necesitan”.

Lo interesante es el resultado, “las ventas se mantuvieron, en algunos aspectos nos fue mejor, algo que solo podemos atribuirle al gesto de dar sin esperar recibir nada a cambio, y a una especie de conexión espiritual que hizo que fueran premiadas nuestras acciones, sin esperar que sucediera”, explicó Romi.

“Lo contamos hoy, a casi dos meses, sin intención de que lo publiquen por tratarse de una bonita experiencia, que nos trajo muchas bendiciones”, indicó la reina del marketing en las redes.

“Funcionó y probablemente lo repitamos”, cerró.        

Loading...