Foto: archivo.

El señor Orlando Lisboa,  habitante de Barrancas del Orinoco, localidad que está al sur del estado Monagas, denunció  que no hay comida ni medicinas en la pequeña ciudad, por lo que las farmacias están cerradas.

Además de la falta de  medicamentos y alimentos, Lisboa reveló que se ven largas colas de carros para intentar comprar la gasolina, ya que cuando hay abastecimiento, el combustible se agota rápido.

Orlando Lisboa  también resume que cada día la situación está más difícil, ya que los precios de todos los productos son exorbitantes, impidiendo así que sean adquiridos.

Loading...
Compartir