Disminuye “la fiebre” del dinero en efectivo en Tucupita

“El viernes entré y saqué lo que tenía rapidito”, dijo una usuaria del Banco de Venezuela en Tucupita, al  relatar parte de su experiencia de haber podido retirar dinero en efectivo sin cola, empujones y libre de algún tipo de “sufrimiento”.

“La fiebre” del dinero en efectivo muestra una evidente disminución en Tucupita, la capital del estado Delta Amacuro. Las colas a las afueras de las instituciones financieras ahora son esporádicas, cuando a los adultos mayores les corresponde cobrar su pensión; el resto de los días estos permanecen desolados.

“La gente no tiene mucho dinero, retiran lo que tiene y ya, no vuelven más hasta el otro pago del gobierno”, declaró anónimamente un trabajador bancario.

Una gran cantidad de  personas dependen económicamente de las nóminas oficiales nacional, regional y local. Todo ocurre en una de las entidades más empobrecidas desde el punto de vista productivo, de Venezuela. Sus vecinos viven al pendiente de “algún bono” para seguir haciéndole frente a la crisis económica del país petrolero.

Los Bancos aguardan por clientes solo en  días de cobros, y aun siendo así, estos ya no son abarrotados de gente. La fiebre del dinero en efectivo llega a su fin en Tucupita, ya que una de las razones por la que los deltanos iban por los billetes, era el poder adquirir la comida a precios más baratos, pero bastó que el dinero en físico fluyera con relativa normalidad para que todos los costes se equipararan.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta